Enlace Digital

Enlace Digital

BAHORUCO, RD, 14 de septiembre, 2017.- El Tribunal Colegiado de esta demarcación dictó la pena máxima de 30 años de prisión en contra de un hombre que fue acusado de abusar sexualmente y ocasionar la muerte a una mujer el pasado año, en el municipio de Galván.

La condena fue impuesta al imputado Gonzalo Ramírez Ramírez (Chucho), en atención a la petición del Ministerio Público, luego que fuera hallado culpable de haberle quitado la vida a la señora María Mateo, quien murió asfixiada.

El tribunal dictó la sentencia por la violación de los artículos 295, 304-II, 330 y 331 del Código Penal Dominicano y dispuso el cumplimiento de la misma en la cárcel pública del municipio de Neiba en esta localidad.

La víctima, quien padecía trastornos mentales, fue interceptada por el imputado en horas de la madrugada del 24 de julio de pasado año en un paraje agrícola del municipio de Galván, forzándola a sostener relaciones sexuales mediante métodos violentos y posteriormente le provocó la muerte.

 

Higuey, provincia La Altagracia, RD, 14 de septiembre, 2017.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) con el apoyo de las Fuerzas Armadas y la coordinación del Ministerio Publico ocuparon 113 paquetes presumiblemente cocaína en la provincia la Altagracia.

Los agentes antinarcóticos acompañados de efectivos militares y unidades tácticas realizaron un amplio operativo en la comunidad costera de Boca de Yuma del municipio de Higuey, donde decomisaron, en una casa en construcción los paquetes de la sustancia.

Por el caso hay cuatro dominicanos detenidos y se activa la búsqueda de otros posibles miembros de esta estructura de narcotráfico internacional.

“A los implicados se les ocupo un vehículo, dos motocicletas, varios garrafones de combustibles, dos GPS, un motor fuera de borda, teléfonos celulares y otras evidencias” señala la agencia antidrogas en un comunicado de prensa.

La DNCD informo que junto al Ministerio Publico y otros organismos de inteligencia y seguridad del Estado amplían las investigaciones en torno al presente caso.

Los 113 paquetes, presumiblemente cocaína o heroína, fueron enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para determinar el tipo de sustancia y su peso exacto.

Santo Domingo.- La destacada poeta, comunicadora y actriz de teatro Elsa Báez,  tiene un nuevo reto literario  con su nuevo libro de cuentos titulado “Historias de cicatrices”, bajo el sello editorial Poetas de la era.  Un nuevo proyecto que ¨promete ser un valioso libro y el cual augura que su autora será una de las más importantes narradoras de nuestra literatura¨ expresó el escritor Juan Freddy Armando.

El centro Cultural Banreservas  fue el escenario para que podamos acompañar y deleitarnos con esta nueva embestida de Nuestra Amada Elsa Báez, como ella misma nos dice en el cuento que le da título a su  libro Historias de cicatrices:

"Las despedidas, el desamor, la nostalgia, la soledad, siempre tienen un grado distinto para cada ser humano...a veces, me quedo contemplando el firmamento y no creo que cada estrella sea un ser querido fallecido, sino los trozos del alma que se colocan allí esparcidos en lo que se cura el corazón o la mente como dirían los seres racionales. Pero, ¿Por qué racionalizar un sentimiento que ni definiciones tiene en el diccionario?".

La puesta en circulación  fue a las  7:00 de la noche en el cine-auditorio del referido centro cultural que está situado en la calle Isabel La Católica 202 de la histórica y milenaria ciudad Colonial.

La presentación del libro estuvo  a cargo de la escritora y ensayista Jennet Tineo, el maestro de ceremonias será Ramón Saba y la parte artística a cargo del grupo División colectiva y Alexander Báez.

El prólogo del libro escrito por Juan Freddy Armando y el texto de contraportada por el filósofo y escritor Alejandro Arvelo.

Son unos 25 cuentos cargados de emociones, angustia, dolor, alegrías, incertidumbres, en el cual toca temas como gastronomía, celebraciones mágico-religiosas, así como trastornos psicológicos, que toca los corazones aún más amurallados.

Como nos dice  Pedro García  Gallego en su libro  también titulado ¨Cicatrices¨ ¿Quién no tiene cicatrices en el alma?¿Quién no ha hecho algo, con o sin buena intención, que luego ha traído consecuencias para uno mismo o para los suyos que hará que siempre se sienta culpable y recuerde ese algo que hizo para siempre? Por cosas como éstas nuestro corazón, nuestra alma, está llena de cicatrices, de heridas mal, de dolores
Elsa Baez , nació en Santo Domingo (República Dominicana)  el 28 de enero. Es Gestora cultural, actriz de teatro, locutora y Periodista.Colaboró en distintos Periódicos como: El caribe, El afán Diario, Perspectiva Ciudadana y actualmente en enlacedigital.com.do. En la Radio como  co-conductora de ¨ La peña y trova con Claudio Cohén¨.  También fue  productora y conductora  del programa Radial  "Dímelo con Arte",  Además; Coordinó 100 Thousand Poets for a Change, y correctora de estilos en la Revista AB Development Solutions.

2010 fundó el movimiento literario Poetas de la era.
2010 y 2011 fue la coordinadora literaria del pabellón Libro-Cocina de la Feria Internacional del libro.
2013  Fue nominada como mujer del año por Diario Libre.
2016 Fundó la Editora Poetas de la era.

Textos suyos aparecen publicados en periódicos, revistas y antologías nacionales e internacionales.

Ha publicado:

Mi infierno (Poemario) 
Antología poetas de la era volúmenes 1, 2 y 3.

 

SANTO DOMINGO, RD, 8 de septiembre, 2017.- Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenaron a 30 años de prisión a Víctor Manuel Soriano Burgos, a quien la Fiscalía acusó de tentativa de asesinato y porte ilegal de arma en contra de Alberto Núñez Sosa.

El hecho ocurrió el 8 de septiembre del 2016, en el negocio Fuddruckers, ubicado en el interior de la plaza comercial Galería 360, en la avenida John F. Kennedy.

¨El acusado organizó y planificó una reunión con la víctima, quien supuestamente sostenía una relación sentimental con su expareja, con quien había procreado un hijo, y en el encuentro hablarían de la educación del niño¨ detalló el Ministerio Público en audiencia.

El condenado aprovechó un descuido de la víctima y le infirió varias estocadas con un arma blanca tipo cuchillo, cortándole en el cuello.

¨La seguridad de la plaza intervino, motivo por el cual el acusado no materializó su objetivo de asesinar a la víctima, hechos que fueron captados por la cámara de seguridad del establecimiento de ventas de comidas¨ narra la acusación formulada por el fiscal investigador Iván Feliz Vargas.

El tribunal estuvo conformado por las juezas Wendy Valdez, Gissell Soto y Clara Castillo, quienes acogieron las pruebas presentadas por la Fiscalía que estuvo representada en audiencia por la fiscal litigante Catalina Bueno.

Víctor Manuel Soriano Burgos fue enviado a cumplir la sentencia a la Penitenciaría Nacional La Victoria.

Nueva York, 6 de septiembre, 2017.- Artistas dominicanos que realizan gira en la Gran Manzana están pasando por un mal momento y muchos están fracasando en sus presentaciones.

La música ya cambio y los artistas deben de estar más conectados a sus seguidores, al público, la gente y a los medios de comunicaron sin importar que tan importante sean. Todos los medios tienen público y en algunos casos inciden más que ciertas cadenas donde se presentan algunos artistas que llegan de gira.

Según expertos del mundo del entretenimiento en el área de New York, las actividades con artistas que vienen de Quisqueya La Bella, ya no son como antes, algunas por mala calidad musical de los artistas que no atraen público y la economía donde se presentan. Según fuente, solamente se pueden escuchar en la radio y clubes a Romeo Santos, El Torito, Frank Reyes y Zacarías Ferreira, artistas que no pasan de moda por sus consistencias musicales, sus inversiones en publicidad, las buenas relaciones publicas internacionales, y atraen multitudes a sus presentaciones.

Para Pedro Ramirez existe una razón vital y es la siguiente. “Si la música en la Republica Dominicana esta en baja en todos sus ritmos, es imposible que un artista sin disco pegado llegue a New York a conectar con el público atento a Él. Muchos están dejando perdidas a los empresarios, promotores y dueños de clubes y algunos solo viajaran una sola vez”.

“Imagínate cómo anda la música en el país. El Merengue solo se escucha que está en la Unesco, la salsa sin la llamada de antes, sin revolución, con un corazón musical muy débil, y se quedó en lo malo musicalmente, que no se sabe dónde anda para bailarla. La música urbana volvió a sus orígenes conciertas excepciones, la bachata esta va caminado, la música Típica se mantiene muy activa y sin negar la nueva onda urbana de artistas internacionales que no seden un paso”.

Salseros, Bachateros, Merengueros, Música Urbana (Dembow), Mamberos y otros que no sabemos que es lo que cantan, andan como chivos sin ley en la ciudad neoyorquinos, queriendo alcanzar un pedazo del pastel musical y económico en momento donde la comunidad Dominicana no está en su mejor momento.

La falta de interés de algunos artistas de invertir en promociones en medios de comunicación con liderazgo donde se presentan, mal manejo de managers y su mala relaciones públicas, son parte de su fracaso. Algunos creen que porque tienen seguidores en redes sociales, van a llenar sus presentaciones. Claro la mayoría de sus seguidores nunca apoyan sus fiestas y solo se quedan en un “Like” sin bailar o escuchar la música en vivo del artista.

Según se comenta, algunos artistas o grupos que se presentan ciertos negocios, que sin estar “pegados” y solo por el nombre conocido, exigen una tarifa muy por encima de su costo real, sin saber cómo está la economía de la zona en determinado momento.

Se informó que en el caso de la presa de Tavera, se le estará sacando 100 metros cúbicos por segundo del agua almacenada

SANTO DOMINGO, RD, 5 de septiembre, 2017.- Ocho provincias están en alerta roja ante el paso del huracán Irma. Estas son La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata y Montecristi. Mientras que en alerta amarilla, Dajabón, Santiago Rodríguez, Valverde, Monte Plata, Santiago, La Vega y Duarte. Bajo ese mismo nivel también están Sánchez Ramírez, Hermanas Mirabal, La Romana, Monseñor Nouel, provincia Santo Domingo y Distrito Nacional.

Para las demás provincias del territorio nacional se emitió alerta verde y ante la situación el Gobierno  informó que ha  tomado todas las previsiones de lugar con el propósito de preservar vidas.

La información está contenida en el primer boletín emitido  el martes por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), en el que el  general Juan Manuel Méndez, director de la entidad, dio a conocer los detalles tras participar en una reunión de la Comisión Nacional de Emergencias encabezada por el presidente Danilo Medina.

El director del COE exhortó a la población a dar seguimiento a los partes meteorológicos y a  las recomendaciones e informaciones oficiales.

“Todo el Gobierno está a disposición de la población para que sufra lo menos posible, pero esto es un evento de la naturaleza. No hay control. Depende de la población en un 90%. Cuando se emiten los lineamientos de protección civil en procura de salvar vidas, deben acatar ese llamado”.

A modo de prevención, el Gobierno ha dispuesto evacuaciones, lideradas por la Defensa Civil.

El Gobierno se declaró en sesión permanente y dará seguimiento al evento mientras esté en el área de influencia, e informó que se cuenta con más de 3 mil albergues a nivel nacional. “Todo lo que sea necesario para salvar vidas se hará, esas son las instrucciones”, anunció el Gobierno.“No debemos de descuidarnos y abstenernos de cruzar ríos, arroyos y cañada con grandes volúmenes de agua”.

Durante la reunión de seguimiento encabezada por Danilo Medina, nueva vez se pasó revista con todas las instituciones. 

“Se pasó revista de nuevo con todas las instituciones. No quiere decir que podamos evitar que el huracán pase. Está en manos del Gobierno tomar todas las medidas de lugar. En eso hemos estado trabajando desde el jueves de la semana pasada”. dijo peralta, ministro de la Presidencia. 

Dijo que estamos ante un peligroso huracán, el más poderoso desde David, en el año 1978”, por lo que  llamó a la población a estar atenta a las informaciones oficiales emitidas por el COE.

Los modelos de trayectoria indican que el huracán Irma estará transitando el jueves en el Océano Atlántico, pero paralelo a la costa dominicana. La explicación fue ofrecida por la directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos.

“Tenemos un poderoso huracán al este nuestro con vientos máximos sostenidos de 285 kilómetros por hora. Hasta ahora se ha estado desplazando hacia el oeste. Esperamos que en el día de hoy haga un oeste-noroeste”.

El estado actual de las presas lo dio a conocer por el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Olgo Fernández. Todos los embalses del país están siendo desaguados a los niveles mínimos.

En el caso de la presa de Tavera, se le estará sacando 100 metros cúbicos por segundo del agua almacenada.

La finalidad es que las presas estén en capacidad de almacenar los volúmenes de agua que pueda dejar el huracán Irma.

    Historias de cicatrices, de Elsa Báez, como toda obra de narrativa madura, es un sistema dinámico en el que ninguno de sus componentes es confiado al azar.  Cada una de las piezas que lo informan, cada uno de los temas y recursos en liza cumple un cometido al margen del cual el horizonte de posibilidades del conjunto correría el riesgo de venir a menos o de resultar herido de inconsistencia. A través de sus veinticinco cuentos nos rozamos un rimero de asuntos irremediablemente humanos, sobre todo de heridas abiertas, así en lo individual como en lo colectivo.  Nos hiende una cierta sensación de proximidad e inmensidad al mismo tiempo.  Empero, conviene avanzar con cautela. Una lectura literal de este libro podría inducirnos a arribar a conclusiones carentes de fundamento.

   La primera de las precauciones a tener en cuenta es que, aun cuando muchos de estos textos están escritos en primera persona, el yo-narrativo no es, en modo alguno, asimilable a la persona de la escritora. El hecho de que en ellos abunden los relatores que hablan por y desde ellos mismos no anula la posibilidad de que, en ocasiones, devengan omniscientes[1].  Asimismo, hay situaciones en las que la omnisciencia adopta el modo impersonal que pone a su alcance la tercera persona, como acontece en el relato “El otro, un tercero”[2].  En “La comilona que trajo a Anita”, incluso, se advierte un pulso entre Manuela, uno de los personajes centrales, y quien habla, con voz profética, a lo largo del cuento: ella se muestra escéptica, él, firme en sus creencias[3].   

 [1] En “El reloj de los millones”, por ejemplo, el narrador no sólo relata el momento preciso de su muerte, sino que, después de producirse ésta, se muestra consciente hasta mucho tiempo después del desenvolvimiento de los acontecimientos: «Tan pronto tuvieron la joya en sus manos, le fueron disparando a todos frente a mí, y yo sin poder hacer nada: mis hijos, mi mujer, mis amigos y yo de último. Nunca nadie supo de la muerte de nosotros, sólo los vecinos que escucharon los disparos, y en los noticieros aun mencionan de tiempo en tiempo el reloj de los millones desaparecido» (p. 15). 

Lo propio se advierte desde las palabras iniciales de “Los límites del amor”: «Me asusta tanta felicidad, la angustia de saber que tendré que pagar con altos intereses esta dosis de tranquilidad y de amor, decía Katiuska mientras recibe un arreglo de flores por sus primeros tres meses de amores. Su vida ha sido una caída en picada, sin fondo, y esta vez tiene tiempo saboreando el sentimiento de sentirse querida, amada y sin andar mendigando atención.

Me quedé estupefacta ante esa sentencia, y vi como lloraba.  Era una cascada de sensaciones.  “Pobre muchacha”, pensé para mis adentros» (p. 23). Véase también “¿De dónde vino?”.  La madre de Antonia, en “El amor entra por la boca”, capaz de conocer «todo lo que había pensado» su hija (p. 37), padece una cierta minusvalía en una pierna a causa de una caída que sufrió en cierta ocasión en que la «caprichosa niña quería que tumbara un mango, pero que fuera yo, Petronila Rosario» (p. 35).

[2] «Sabía que algo estaba fuera de lo común, cuando de manera mecánica retiró los labios de Armando, justo cuando los posaba en los de ella, había olvidado hacer algo tan primario como besar (…).  Pasaron los días, y ambos confiaron al olvido aquel incidente (…) no habían tenido hijos y no les hacía falta» (p. 21).   

[3] Desde el inicio de la historia se sabe que «Manuela no creía en brujas» (p. 27) hasta el punto de mostrarse decididamente desafiante frente a ese tipo de ideas-actitudes.  Alrededor de cuatro páginas y media adelante, aun nos encontramos con una Manuela que «no creía en nada de esas cosas» (p. 29). 

Muchos años después, si un vago temor o alguna pregunta trivial le asaltaba a propósito de algún suceso fuera de lo ordinario, a ella le bastaba con ir «adonde el viejo Basilio a comentarle lo que había ocurrido» (loc. cit.).  Pero un día… (he aquí el triunfo del narrador omnisciente sobre el personaje): «Un día en que Anita estaba en trance, sirviendo de caballo a Anaísa, Manuela se armó de valor y le pidió que le trajera a su Tomasito de vuelta; al otro día y sin saber cómo ni porqué, a Tomasito lo liberaron y lo escoltaron hasta su casa» (loc. cit.)

 

  Ahora bien, sea cual que sea el caso, el sujeto narrativo con que topamos es un yo múltiple, que remite a la alteridad, a un sí-mismo-como-otro: varón, hembra, ambas cosas o ninguna de las dos[1].  Un individuo colectivo que prenuncia una visión de la literatura de creación como donadora de humanidad en cuanto cifra de reconocimiento. Como en los diálogos platónicos, las novelas ejemplares de Cervantes[2], en el «El porvenir»[3] y en el “Coloquio de los centauros”[4], de Rubén Darío, nuestra autora se expresa a través de todas y cada una de sus criaturas, incluyendo los contextos, las tramas y las descripciones que nos regala siempre que lo considera necesario para la mejor comprensión de cada apuesta.

  Ese tenaz sentido de lo humano es, justamente, una de las constantes de su quehacer literario in generis. En el caso específico de la obra que nos ocupa, esta sensibilidad se pone de manifiesto en la persistencia de ocuparse de las víctimas, de los sin nombre y de los derrotados de la vida, aun cuando se trate del sujeto de la narración, como acontece en “Convivo con una asesina” y, según ha quedado sugerido, en el “El reloj de los millones”.  Por las páginas de este libro desfila una interminable galería de personajes heridos de hastío y desesperación (poco importa si se trata de dioses, hombres o semidioses; así, en “El paraíso”, el creador describe de este modo el tedio que le atenaza: «Una de las cosas que me desespera es hacer lo mismo día tras día y que, no obstante, todo gire en torno a mí. Nadie se atreve a tomar ninguna decisión y sólo se limitan a criticar.  Harto de estar rodeado de los mismos seres, salí a caminar…» (p. 9).  

  La solitaria anónima de “Hoy también tarde”, incontrovertiblemente humana, es presa del mismo mal: «Cada día, cada hora es siempre igual (…). Si hoy fuese el día en que me entregaran el sobre, con un rostro lúgubre, derramaría las carcajadas, abriría la cartera y dejaría salir el desdén que me muerde cada vez que acerco los dedos» (p. 8). Perdedores, excluidos, trastornados, solitarios, olvidados y tristes,

 

[1] En “Hoy también es tarde”, se lee: «si fuese el instante en que estuviera sentada y se acercara a mí la secretaria y me ofreciese una taza de ternura, la tiraría hacia la ventana y saltaría por los asientos de plástico, besaría al primer hombre que viese o a la mujer, ya en ese segundo no pensaría en nada más que no fuese en cambiar el almanaque de mis días» (p. 8); en “El paraíso”, «empecé a crear objetos… formas de cilindros, luego círculos, y allí me sentía relajado (…).

Convoqué al gremio a ver mi invento, y se asustaron… yo estaba emocionado y le dije al oído: estás hecho a mi imagen y semejanza, tendrás autonomía, y cuanto hay aquí te pertenece… y así cada uno fue acercándose otorgándole una parte de lo que tenía: bondad, envidia, maldad, deseo, ingenio, temor, etc. y, por último, le di un empujón que echó a andar» (p. 9).  En “El reloj de los millones”, el personaje central expresa, entre otras cosas, que «Todo iba tal cual lo habíamos planeado: Luisito, Papo y yo, le habíamos dado seguimiento desde el día en que fue al barrio y que mientras yo le limpiaba los zapatos (…).  Siempre fui un hombre trabajador» (p. 14). 

[2] Véase, sobre todo, “El licenciado Vidriera” (M. de Cervantes Saavedra, Obras completas. Aguilar, Madrid, 1962; pp. 875-888) y el “Coloquio que pasó entre ´Cipión´ y ´Berganza´”, en que se evidencia desde el segundo parlamento de éste (p. 997).

[3] «Yo soy lo tenebroso, soy el mito. / Yo he visto a las edades / hundirse en lo infinito / en medio de un fragor de tempestades» (Rubén Darío, Poesías completas. Aguilar, Madrid, 1968; p. 373).  Aunque el cuarto apartado del poema es parte de un extenso diálogo entre Dios y el pasado, como por el contexto se infiere, es admisible pensar que en esta estrofa Darío, suerte de tercer interviniente, se representa a sí mismo. 

Lo propio aplica cuando pone en voz del presente estas músicas: «Ave es el hombre, de preciosas galas / y de subido vuelo, / que a ti quiere llegar con hondo anhelo, / y ya sube al empuje de sus alas / hasta perderse en el azul del cielo» (p. 378); o hace decir al porvenir «Y América…, ¡oh Dios mío!, / si el viejo mundo ya maduro y cano / gozará del fulgor de mi cariño, / donde alzaré mi trono soberano / será en el mundo niño» (p. 385).  O pone al cosmos a proclamar la máxima con que cierra dicho canto: «En fiesta universal estremecida / la creación, de gozo adormecida, / del Porvenir sentía el beso blando; / y por la inmensa bóveda rodando / se oyó un eco profundo: / “¡América es el porvenir del mundo!”» (p. 387).   

[4] op. cit., pp. 572-579.

  profundamente tristes[1]. Olvidados de Dios, del mundo, y de ellos mismos, como se aprecia en “Muerte instantánea” (p. 25), por ejemplo; o en el personaje principal de “El reloj de los millones” que, de entrada, deja saber su falta de confianza en la Providencia como solución de las urgencias cotidianas: «Nunca he tenido paciencia para esperar a que la justicia divina se encargue…» (p. 14). Asesinos, pantomimas de terroristas, ciudadanos de villa miseria, desterrados, así sea en el plano simbólico[2], delincuentes comunes, como el de “La cita perfecta” (p. 4). Sus héroes predilectos son, en realidad, anti-héroes, seres, humanos o animales a secas, caídos, abandonados, rechazados, agónicos, moribundos, a los que no siempre es posible redimir[3].

  Aunque en otras ocasiones, sí logra arrancarlos de las fauces insaciables de la muerte, la postración o el sinsentido, a propósito de lo cual se sirve, pongamos por caso en “Mi pasada vida”, del recurso a la bondad intrínseca a la humana condición: «y, entre tanta iniquidad, generalmente aparece alguien noble que nos ofrece una mano» (p. 17), nos susurra como si acercara su rostro a nuestros oídos el lobo de mar en torno al cual se enhebra la trama. Pero sobre todo, de la metempsicosis. Por ejemplo, ese personaje nos dice que fue «marinero» (loc.cit.) y cierra la historia con la declaración de que se le «ha concedido esta vida para completar el ciclo y estar junto al amor de mi vida y poder elevarme al próximo nivel» (loc. cit). 

  Las afirmaciones «Este es un día igual a todos» y «Cada día, cada hora es siempre igual» de los personajes claves de “He jugado tanto con la muerte, que ella me cede su turno” y “Hoy también es tarde” (pp. 18, 8), respectivamente, adquieren desde esta perspectiva un nuevo horizonte de comprensión, si bien el narrador deja abierta a la segunda la posibilidad de pensar «en cambiar el almanaque de mis días» (loc. cit.).  Estas referencias traen a la mente al menos uno de los costados de la tesis del eterno retorno de lo mismo de Nietzsche en la formulación que esta presenta en La gaya ciencia[4] y al poema 67 del libro Matar al padre de otra

[1] Como la protagonista de “Si pudiera comprarte amor”, cuyo nombre ni siquiera aparece en el relato (pp. 11-13); la de “Historia de cicatrices”, que nos reseña sin rubor «Mi historia, mi triste historia…» (p. 16); o de aquel narrador-personaje que alguna vez ve en un periódico una noticia trágica y comparte con el lector la información de que «desde ese día, no he dejado de llorar» (p.23).

[2] Así en “Ahora estamos más lejos que la primera vez que nos encontramos” (p. 2). La manera en que se expresa el personaje principal de “Hoy también es tarde” denota la misma situación de ambiguo exilio y confinamiento: «… Ya sabía que venir a este entorno era un cuchillo filoso en la sien (…). Seguí sintiéndome extraña, y así fue transitando el smog de los días, padeciendo esta manera de vivir, como una herida abierta de donde los gusanos salen a saludar al alba» (p. 8).

 Al inicio de “He jugado tanto con la muerte, que ella me cede su turno”, se puede leer: «Es un día igual a todos, pesado, desolado, mísero; ya ni el alcohol, ni las drogas, ni los panas extremos sacian este ímpetu, esta vida de acostarse boca abajo con un vaso de agua con azúcar prieta (…). Abro la ventana, y el hedor me obliga a cerrarlas de inmediato. En este barrio no hay que te inspire ni a sentarte en la acera» (p. 18). 

En fin, gente de ropa deslucida y desaliñado pelo, como aquella otra mujer anónima de “Si pudiera comprarte amor”: «Podría empezar citando qué me trajo a estos campos vírgenes y envolverte en historias, quizás entenderías el porqué de mi ropa gastada y mi pelo maltratado por las embestidas de todo lo que me rodea, pero sé que no andas con tiempo (nadie anda con tiempo) y has venido a tratar de convencerme» (p. 11).

[3] El penúltimo párrafo de “Si pudiera comprarte amor” es de suyo elocuente: «Un día, la encontré en cama agonizando, me acerqué y ella me miraba con tanto amor y estaba tan preocupada por mí, porque temía que yo atentara contra mi vida… Le sujeté la mano, como para no dejarla morir y cada vez que intentaba cerrar los ojos, la sacudía… al final murió, sin yo darme cuenta, me quedé dormida con la cabeza en sus piernas y me odié por no ver todo lo que perdí, perdí mi vida, perdí a mi madre, perdí todo por una maldita obsesión y me auto-castigué a la soledad y al destierro… y esto es lo que ves hoy, migajas de una mujer estúpida que se encaprichó y apostó todo por nada…» (p. 13).  “Convivo con una asesina” (p. 3) cierra con el personaje, central pero innominado, en estado agónico.

[4] «Sea cual sea el estado que este mundo pueda alcanzar, lo tiene que haber alcanzado y no sólo una vez sino innumerables veces. Así este instante: ya estuvo presente una y muchas veces y retornará igualmente con todas las fuerzas repartidas exactamente como ahora: e igualmente ocurre con el instante que engendró a este y con aquel que es el hijo del presente.

¡Hombre!  Tu vida entera es volteada una y otra vez como un reloj de arena y una y otra vez se consumirá – un gran minuto de tiempo de por medio hasta cuando todas las condiciones de las que has surgido vuelvan a juntarse en el ciclo del mundo» (citado por L. O. Brea Franco, en Claves para una lectura de Nietzsche.  Prolegómenos a una interpretación de su obra. Editora Nacional, Santo Domingo, 2016; pp 231-232).

  joven escritora dominicana[1].  Por idénticas razones, también deviene comprensible que el héroe, o anti-héroe, de “El reloj de los millones” sea consciente de lo que pasa en su entorno en el mismo instante de su adiós definitivo, e incluso tiempo después (p. 15). 

  A una edad muy temprana, en 1890, Rubén Darío se hace eco, en su poema “Reencarnaciones”[2], de la doctrina de la transmigración de las almas en el sentido progresivo y cósmico con que aparece entre los cabalistas.  Borges cita los dos versos iniciales de “Metempsicosis”[3], el segundo de los textos que integran su libro El canto errante, publicado en Madrid, en 1907, que ciertamente pone de manifiesto la asunción del gran nicaragüense de la idea budista de la reencarnación (loc. cit.).  En dos poemas de 1814, “Peregrinaciones” y “Caminos”[4], el poeta, que era un lector insaciable, menciona a Nietzsche, cuya obra ya era conocida en España[5] por lo menos a partir de 1893 y cuyas ideas tendrían un fuerte impacto en la Generación del 98.  Pero los dos primeros poemas mencionados no guardan relación con el pensamiento del filósofo.

   Otros muchos temas y asuntos cabalgan a lomos de esta obra formidable: la gastronomía, a la que se consagra alrededor del cuarenta por ciento del volumen; la familia, los hijos, las embarazadas, las víctimas de la violencia intrafamiliar; el amor, los amores, posibles e imposibles, el primer amor; las creencias populares, laicas, deístas o de orden sincrético, como en “El amor entra por la boca” o “La comilona que trajo a Anita”. 

 

Todo esto haciendo frecuentes guiños a la encrucijada actual en que se encuentra la humanidad y, de manera especial, esa forma concreta de ser humano que es el dominicano.  Sin caer en lo preceptivo, la cursilería o los caminos trillados; y, sobre todo, haciendo galas de un estilo depurado, fecundo en lirismo y musicalidad en el que abundan las descripciones que semejan escritas en alto relieve, pues diríase que quisieran escapar de la superficie plana y de papel en que han sido plasmadas por la autora.

  Es inútil tarea procurar abarcar en un breve comento toda la riqueza de un libro multívoco por esencia y presencia como Historias de cicatrices, de Elsa Báez, propósito por demás necio y absurdo pues todo libro es inagotable.  Es un continuum. Se va reescribiendo y completando con cada nuevo lector, e incluso

[1] «He aquí lo que ha quedado del ocaso: / la ventana cerrada, las venas pequeñísimas, / el avestruz y su fórmula de escape, / la humanidad detrás de la bestia. / Pero todo eso puede romperse, / deconstruirse, / metamorfosear la música en blanco, / rehabitarse nuevamente / sin el costado brutal de la materia / Todo puede que-brar-se / para volverse a unir en un tiempo, / que quizá no sea tiempo, / en una calle que será la misma, / en una casa idéntica a la del pasado, / pero todo será una escena distinta / porque tú serás otra, vendrás con un sonido adentro / como una caja de música o un piano de cola / y retomarás la vida donde la dejaste. / Coserás las venas pequeñísimas, / dejarás para siempre abierta la ventana.» Rosa Silverio, Matar al padre (Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2014), p. 78.

[2] «Yo fui coral primero, / después hermosa piedra, /después fui de los bosques verde y colgante hiedra; /después yo fui manzana, / lirio de la campiña, / labio de niña, / una alondra cantando en la mañana; / y ahora soy un alma / que canta como canta una palma / de luz de Dios al viento» (1890). Poesías completas (Aguilar, Madrid,1968) p. 939. Cfr. “Eheu!” y “Aum” (pp. 737, 939). Sostiene Borges que también Empédocles, los estoicos y los pitagóricos participan de ese estado de creencia (Siete noches. Fondo de Cultura Económica, Madrid, 1993; pp. 88-89).   

[3] «Yo fui un soldado que durmió en el lecho / de Cleopatra la reina. Su blancura / y su mirada astral y omnipotente. / Eso fue todo. / ¡Oh mirada! ¿oh blancura! y ¡o h aquel lecho / en que estaba radiante la blancura! ¡Oh la rosa marmórea omnipotente! / Eso fue todo. / Y crujió su espinazo por mi brazo; / y yo, liberto, hice olvidar a Antonio / (oh el lecho y la mirada y la blancura!) / Eso fue todo. / Yo, Rufo Galo, fui soldado, y sangre / tuve de Galia, y la imperial becerra / me dio un minuto audaz de su capricho. / Eso fue todo. / ¿Por qué en aquel espasmo las tenazas / de mis dedos de bronce  no apretaron / el cuello de la blanca reina en broma? / Eso fue todo. / Yo fui llevado a Egipto. La cadena / tuve al pescuezo. Fui comido un día / por los perros. Mi nombre, Rufo Galo. / Eso fue todo» (op. cit., pp. 702-703).

[4] op. cit., pp. 1103, 1109.

[5] Como demuestra con abundantes datos (fechas, fuentes, citas) Luis Jiménez Moreno en su ensayo “La recepción de Nietzsche en el mundo hispánico” (Cuadernos Salmantinos de Filosofía (Salamanca), nº XXVIII (2001) págs. 140-157). Como es de conocimiento común, Darío estuvo en España en 1892, 1898, 1909 y 1913-14.

  cada nuevo acercamiento de un mismo interesado. Como ha dejado dicho Borges, «Cambiamos incesantemente y es dable afirmar que cada lectura de un libro, que cada relectura, cada recuerdo de esa relectura, renuevan el texto» (op. cit., p. 102). A lo mejor sean necesarias sucesivas vidas para aprehender medianamente la multiplicidad de voces y sentidos que confluyen en esta obra intensa y breve al propio tiempo. Pero sin la lectura que demanda la hora presente, las restantes no estarán completas, sino, antes bien, heridas de particularismo, de falta del sentido de la totalidad.

   Yo, me he sacudido el polvo del camino y he emprendido el primero de mis viajes hacia el encuentro con las rosas íntimas que subyacen en las páginas de este libro. Jamás volverá a ser el mismo, ya lo sé, ni para mí ni para quienes hayan decidido compartir los preceptos que aquí dejo saber. Sé también que se me hará difícil apartar de mí la sensación de vivir la vida en un plano cada vez más alto, la atmósfera de gracia intelectual en que todavía me encuentro, y aun el estado de espíritu evocador que me ha generado esta primera aproximación. Ahora le toca el turno a usted. Proceda, pues, paciente lector, y lance al viento su valioso parecer. Emulemos la metáfora del plumaje tornasolado del pavo real como indicio de que hay tantos libros como lectores. La versión que a usted corresponde, le espera hace ya varios minutos. Hasta entonces…

 

 

  

 

  

 

Los Cantares

Vino, sentimiento, guitarra y poesía,

hacen los cantares de la patria mía...

Cantares...

Quien dice cantares, dice Andalucía.

A la sombra fresca de la vieja parra,

un mozo moreno rasguea la guitarra...

Cantares...

Algo que acaricia y algo que desgarra.

La prima que canta y el bordón que llora...

Y el tiempo callado se va hora tras hora.

Cantares...

Son dejos fatales de la raza mora.

No importa la vida, que ya está perdida.

Y, después de todo, ¿qué es eso, la vida?...

Cantares...

Cantando la pena, la pena se olvida.

Madre, pena, suerte; pena, madre, muerte;

ojos negros, negros, y negra la suerte.

Cantares...

En ellos, el alma del alma se vierte.

Cantares. Cantares de la patria mía...

Cantares son sólo los de Andalucía.

Cantares... No tiene más notas la guitarra mía.

 

Manuel Machado, 1905

SANTO DOMINGO, RD, 7 de agosto, 2017.- Al 2020 todos los nacimientos dominicanos estarán registrados en la República Dominicana. Así lo proclamó  el presidente Danilo Medina en el salón Las Cariátides del Palacio Nacional.

“Y habremos disminuido sensiblemente los niveles de sub-registro tardío”, acotó Danilo Medina, al  hablar en el acto de firma de acuerdo de cooperación para el Registro Oportuno y Tardío de Nacimiento.

"Quiero destacar nuestro compromiso de alcanzar un sistema universal de documentación civil. Este sistema sera para toda la población dominicana. Y que se facilite el acceso a la seguridad social y los diversos programas sociales”.

Resaltó el paso adelante que se da en esa meta tan importante, “Que todos los niños y niñas dominicanos tengan reconocida su identidad”.

Explicó que los resultados de este acuerdo tendrán consecuencias reales, duraderas y  que será extraordinariamente beneficiosas para decenas de miles de familias.

Pidió hacer un ejercicio para que se vea el valor que tiene aquel acuerdo. “Imaginen, por un momento, cómo sería su vida si no tuvieran una cédula de identidad en su cartera”. “Pero no solo eso, imaginen cómo habría sido si nunca la hubieran tenido hasta hoy”, reflexionó.

Dijo que es muy difícil, porque de esa documentación parten todos los derechos. Los derechos que nos da la ciudadanía, la pertenencia legítima a un Estado y a todos los servicios que este ofrece.

Resaltó que a pesar de que el 98% de los partos se producen en hospitales y en la gran mayoría existen oficinas del registro civil, “Aún casi la mitad salen de esos hospitales sin ser registrados”.

Garantizar a cada niño o niña dominicano su debido registro y documentación es la clave para que pueda empezar su vida como lo merece.

“Con derechos y con plena integración en la comunidad a la que pertenece”.

“Si en 2006 el 22% de los niños menores de 5 años se quedaba sin registro, en el 2014 eran 10 puntos menos, el 12%”.

Dijo que si al calcular que la población de niños entre 0 y 4 años es de un millón, se habla de 120,000 niños. “Por lo que, un 12% sigue siendo una cifra inaceptable”, puntualizó.

Precisó que solo hay una cifra que podemos aceptar: 0%. “Ningún dominicano sin registrar, ninguna dominicana sin su documentación”.

Expresó que es una meta ambiciosa, y que no se va a lograr de un día para otro. “Pero precisamente por eso es esencial ponerse a trabajar cuanto antes”.

Enfatizó que a partir de hoy solucionar este problema va a ser una prioridad activa.

Garantizó que se impulsará la entrega de documentación a los dominicanos que aún no la tienen. Igualmente, se promoverá el registro oportuno en los principales hospitales. Estos son los lugares donde se realiza la mayoría de los partos en el país.

El Ministerio de la Presidencia dará el apoyo técnico y económico necesario para cumplir con este propósito.

“Que el 100% de su gente tenga documentación debería ser la meta de cualquier pueblo”, afirmó.

“Y debe, por tanto, ser un objetivo prioritario de toda nuestra nación”.

El presidente proclamó que es una meta que va más allá de la responsabilidad de la Junta Central Electoral.

“Y va más allá de las propias metas presidenciales. Debe ser un compromiso de país”.

Danilo Medina indicó que pedirá colaboración a las comunidades. “Al igual que hicimos con el Plan de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo.

Y al igual que estamos haciendo con el programa Dominicana Limpia”, señaló.

Prometió que a tales fines concretará alianzas con las universidades y gobiernos locales. De igual forma, organizaciones religiosas y comunitarias para lograr este gran objetivo.

“Ayúdennos a identificar a los dominicanos y dominicanas que no tienen documentos y súmenlos a esta iniciativa”.

A seguidas, significó: “Vamos, por fin, a eliminar esas carencias de identidad legal que sufren nuestros niños y niñas más pobres.

Indicó que es su meta que se tengan a mano todas las herramientas para llegar a la vida adulta.

Dijo que quería que esos dominicanos luego de estar registrados tengan un empleo digno. “Como los más de 500 mil empleos que junto al sector privado hemos creado desde 2012”.

“Queremos que un día pueda formar su propia familia, comprar una casa. Como las decenas de miles que viviendas asequibles que se están construyendo”.

“Queremos que cualquier niño y niña que nazca en este país se convierta en el mejor hombre y la mejor mujer”.

Por eso les decía que este acuerdo no es una simple formalidad. “Este proyecto es una llave importantísima, para comenzar una vida plena de derechos y de oportunidades”.

El presidente hizo una reflexión al cumplirse el primer aniversario de su gestión de Gobierno. “Cuando tomé la decisión de dedicarme a la política lo hice con una firme convicción: la de que ese era el lugar desde el que se puede transformar un país, para mejor y para siempre”.

Manifestó que desde que llegó a la Presidencia, ha mantenido siempre claro su objetivo. “El objetivo de llevar a cabo esos cambios profundos y duraderos que necesita la República Dominicana”.

Explicó su creencia en los proyectos de largo alcance, los que dejan huellas duraderas y positivas. Las de la Historia de una nación. Dijo con énfasis “estoy decidido a cumplir mi compromiso con la gente, como siempre ha ocurrido”.

SANTO DOMINGO, RD, lunes 7 de agosto, 2017.-Tres meses de prisión preventiva en contra de la venezolana Luz Marina Guillén Morales, quien fue detenida en el Aeropuerto Internacional de las Américas (AILA) cuando se disponía a sacar del país, sin declarar, cerca de RD$5 millones.

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santo Domingo dictó la medida de coerción luego que acogiera la solicitud hecha por la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo y la Fiscalía de Santo Domingo, por la presunta violación de la nueva Ley 155-17 que sanciona esos delitos.

Las autoridades acusan a Luz Guillén Morales de intentar salir en un vuelo con destino a Caracas, Venezuela, con la suma de US$105,927.00 dólares, equivalentes a la cantidad de RD$4,766,716, así como con 60,650.00 bolívares.

En su resolución, el tribunal ordena que Guillén Morales, quien es vinculada a una red de dominicanos y venezolanos dedicada al lavado de activos producto del narcotráfico, cumpla la medida de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo Mujeres, en San Cristóbal.

Tendencias

Twitter

AZUL supera las 30,000 terminales de pago en su quinto aniversario.https://t.co/J3aquU420v
PC cuestiona auditoría de CC a termoeléctrica Punta Catalina.https://t.co/bB6h4TMACJ
Condenan a 20 años de prisión ejecutivos acusados de estafa millonaria contra más de 200 personas a través de Finan… https://t.co/OYB0DMsoDq
Follow Enlace Digital on Twitter

Galería

Listado colegios católicos que pasan al sector público

Los Atributos Morales de Dios

El Movimiento Revolucionario 14 de Junio

Orden de arresto

Lavado de activos y bancas de apuestas y de lotería

Violaciones e incestos, los demonios andan sueltos

El uso del celular en colegios y escuelas

El año escolar 2018-2019 estudiantes del sector público con nuevos modelos de uniformes

Mujer pierde matrimonio por tener sexo con stripper  en despedida de solteras